Gran Valtravieso, vino de páramo y suelos calizos: personalidad y estilo único en Ribera del Duero - Feel&Taste | Agencia de comunicación

viernes, 13 de noviembre de 2020

Gran Valtravieso, vino de páramo y suelos calizos: personalidad y estilo único en Ribera del Duero


  • Valtravieso es una de las primeras bodegas con viñedo propio en Ribera del Duero ubicada en uno de los páramos calizos más altos de la región. Su filosofía se basa en elaborar vinos de gran personalidad con la mínima intervención para sacarle el máximo partido a la calidad natural de la uva.
  • Gran Valtravieso vuelve al mercado tras más de una década y en una añada excepcional como ha sido 2016 y con un excelente vino. Elegante, serio y profundo, un vino único, complejo, con un tanino aromático en final de boca característico del terroir del páramo arcillo calcáreo de donde nace.

Piñel de Arriba, Valladolid (Noviembre 2020).- Valtravieso nace en 1983, cuando se plantaron las primeras cepas en la finca “La Revilla”, un terreno ubicado en uno de los páramos calizos más altos de Ribera del Duero, concretamente a 915 metros de altitud. En 1994 Valtravieso saca sus primeros vinos al mercado y en 2002 se planifica la construcción de unas nuevas instalaciones, que cuentan con un total de 5.000 m2, marcando una línea más moderna que apuesta por la calidad y la excelencia. La bodega desarrolla los procesos de elaboración, crianza, embotellado, almacenaje y expedición además de tener oficinas, un espacio polivalente y una sala de catas con vistas al viñedo propio.

Valtravieso es uno de los productores de vino más singulares de la D.O. Ribera del Duero con su bodega y viñedos ubicados en uno de los páramos calizos más altos de la región, lo que permite elaborar vinos de gran personalidad y estilo único en la zona, apostando además por la mínima intervención para sacarle el máximo partido a la calidad natural de la uva y de su terroir.


Gran Valtravieso 2016, un vino único

Este año, la bodega presenta su vino más especial: Gran Valtravieso 2016. Un vino que vio la luz por última vez en 1995, siendo esa una de las mejores añadas de los últimos tiempos. Por ello, el equipo de la bodega se propuso volver a ofrecerlo tan sólo cuando la añada fuera excepcional y 2016 lo fue.

Gran Valtravieso es el icono y embajador de la bodega. Se ha hecho una selección de la propia selección: las mejores zonas calizas de la finca junto con un pequeño porcentaje de parte arcillosa y las barricas más elegantes, las que, por cata, se han escogido para este vino. Un total de 2.305 botellas.

La esencia de Gran Valtravieso es el terroir del que procede, que es el que le da carácter y personalidad a su uva, el tinto fino. La situación y características del propio páramo, sus condiciones climáticas y la selección de la mejor uva de cepas viejas de en torno a 30 años han permitido elaborar un vino serio, directo, con mucha fineza y elegancia, con estructura y carácter mineral destacando la expresión pura de la variedad y en el que la madera de la crianza no toma protagonismo, sino que acompaña, equilibra y redondea el vino.

<< Suelos calizos en altura a 915m y las cepas de Tinto Fino más antiguas propiedad de la bodega son la raíz de la que parte Gran Valtravieso. Tras 12 meses de afinamiento en barricas de roble francés, solo los vinos más profundos y verticales se ensamblan en hormigón durante al menos otros 12 meses. Con la llegada de la primavera, crece un año más en botella. Y sólo después de tres inviernos y en su cuarto año está listo para ser un gran vino, un Gran Valtravieso.>>

Este vino tan especial va a estar a la venta hasta fin de existencias en algunas de las principales webs de vinos de España, así como en tiendas especializadas y secciones gourmets. Actualmente se puede comprar a través de la propia web de la bodega (www.valtravieso.com) gracias a Catalia, el club de vinos de Valtravieso con el que se podrá disfrutar de grandes ventajas tan solo rellenando un formulario. Gran Valtravieso está disponible a la venta en una botella en estuche con valor de 87€ y un estuche de lujo que incluye 3 botellas con valor de 249€.


¿Qué significa “vino de páramo”?

Valtravieso es una de las primeras bodegas en tener viñedos propios en Ribera del Duero, ubicada en uno de los páramos calizos más altos de la región. En los años 80, a diferencia de la gran mayoría de los productores en Ribera del Duero, unos pocos viticultores decidieron plantar sus viñas en páramo con cierta altitud, de forma experimental, confiando en que se obtuviera uva de calidad para elaborar sus vinos. Con el paso del tiempo y el cambio de las condiciones medioambientales, hoy en día, podemos asegurar que estos terrenos singulares en altitud, sumado a las características del propio terreno arcillo-calcáreo, han permitido obtener vinos elegantes, verticales, de acidez natural, profundos y con mucha personalidad. Valtravieso es una de esas primeras bodegas que se aventuró en buscar vinos diferentes en la zona y su páramo calizo en altitud son un enclave excepcional para elaborar vino.

La finca “La Revilla” se sitúa en un páramo asentado sobre suelo calizo y con un clima extremo caracterizado por una fuerte amplitud térmica entre el día y la noche, algo muy importante en la fase de maduración de la uva que permite potenciar los aromas de la propia uva, así como conservar un buen nivel de acidez. Además, hay vientos constantes y llueve muy poco. Todos estos factores nos ayudan a atenuar los efectos del cambio climático y conseguimos una maduración más equilibrada respecto a otras zonas de Ribera del Duero.

Este páramo se encuentra entre dos valles, el de Esgueva y el del Duero, y una de sus singularidades es que la erosión producida por las corrientes fluviales ha permitido dejar ver los antiguos suelos marinos creados por sedimentos de origen animal y conchas dando lugar a la actual roca protagonista, principalmente calcárea y con alguna veta arcillosa en la superficie. Se trata de un terroir privilegiado por la altitud, las características de sus suelos pobres y la materia arcillo-calcárea que lo componen muy similar a terrenos que se encuentran en la ciudad de Saint-Émilion en Francia, muy cerca de Burdeos.

Y es la sobriedad de este páramo, su terroir y la cuidada gestión del viñedo lo que caracteriza el estilo de Valtravieso que elabora vinos que reflejen su origen, elegantes, profundos y largos, con tensión, toques minerales y frescos.

En la actualidad Valtravieso gestiona 120 Has de viñedo, de las cuales 60 son en propiedad. El viñedo se trabaja de forma eco-lógica, sin herbicidas ni insecticidas. Las otras 60 Has pertenecen a viticultores fidelizados y el seguimiento de la calidad de la uva se lleva a cabo como si fuera del propio viñedo.

La vendimia en Valtravieso se realiza de forma manual y con una primera selección de la uva en el mismo terreno, cortando únicamente los racimos que han madurado bien y están en óptimas condiciones. Los mostos provenientes de cada parcela se vinifican por separado para obtener la máxima expresión varietal y una máxima de la bodega es que la madera no debe enmascarar la personalidad de la uva ni la singularidad del terroir. Su objetivo es conservar la frescura, la tensión y la mineralidad que aporta el páramo a la propia uva.

En la plantación actual un 81% es de la variedad Tinto Fino, un 11% de Cabernet Sauvignon, 6% de Merlot y 2% de Malbec.

Bodega Valtravieso posee además 9 hectáreas en la parcela Finca Santa María, en la misma localidad de Piñel de Arriba, a 850m sobre el nivel del mar, en un terreno en ladera con suelos más profundos y de mayor contenido en arcilla. De esta finca proceden los vinos de ensamblaje más frescos y afrutados.


Valtravieso, vinos con alma

Ricardo Velasco (Valencia, 1988), es enólogo y director técnico de Valtravieso desde 2014. Un apasionado del sector vitivinícola, con gran vocación que se dio cuenta siendo muy joven que quería formar parte de este sector. Le gusta mucho cómo los ingleses se refieren a su profesión, ‘WineMaker’, porque le parece que define muy bien lo que hace: encargado de hacer el vino que refleje el terroir de la zona. Dentro de su trayectoria profesional, su paso por Burdeos cambió su enfoque sobre cómo elaborar vino, sobre la importancia de preservar la esencia del varietal, así como dejar que la autenticidad del terroir defina el estilo del vino.

El objetivo como enólogo de Valtravieso es elaborar vinos profundos, largos pero frescos y finos, elegantes, en los que la sensación de longitud la aporten los aromas y el retrogusto en boca más que la sensación táctil del tanino que se te queda demasiado agarrado en boca.


Accede al dossier de prensa
Accede a la nota de prensa

Finca La Revilla, S/N - Valladolid
www.valtravieso.com
- : @valtravieso
: @Valtravieso_VT
: 983 484 030

Recibe nuestras notas de prensa