¿Tienes frío? Descubrimos cinco lugares con propuestas gastronómicas para entrar en calor - Feel&Taste | Agencia de comunicación

martes, 10 de diciembre de 2019

¿Tienes frío? Descubrimos cinco lugares con propuestas gastronómicas para entrar en calor


Unos callos a la madrileña, un ramen de cocido, judiones con níscalos, pochas guisadas,... son las opciones para degustar platos calientes en días de frío rodeados de amigos o familia


Madrid (Diciembre 2019).- El final del año se acerca y con él la bajada de las temperaturas... Antes de celebrar las navidades es momento de disfrutar de platos de cuchara que nos hacen sobrellevar mucho mejor los días más fríos y son la excusa perfecta para disfrutar del calor que se genera alrededor de una mesa con amigos o familia.

Os damos cinco direcciones acompañadas de cinco platos calientes que no debéis perderos en estos días de otoño-invierno:

1.- Callos a la madrileña de Zalacaín

Si hay un plato en Madrid que es religión esos son los Callos a la Madrileña. Y si hablamos de iconos de la gastronomía y clásicos en la ciudad no podemos obviar el nombre de Restaurante Zalacaín, un lugar de encuentro y acuerdo en el mundo empresarial, político y social. Un espacio emblemático e imprescindible en la capital, que además este año abre en Nochevieja.

Para hacer disfrutar al paladar Julio Miralles, su chef ejecutivo, deja reposar la elaboración de los callos un mínimo de dos días. Por eso consigue que sean elegantes, suaves y sabrosos. Esta receta tradicional es perfecta para degustar con la bajada de las temperaturas en la capital. ¡Merece la pena probarlos y que los labios se queden pegados por su melosidad!

Si sois de platos de cuchara en su menú ofrecen una selección diaria de sopas, guisos y legumbres para hacer gozar al paladar y entrar en calor en los días fríos, que permiten a sus visitantes repetir restaurante sin repetir plato.

2.- Ramen de Cocido en Latasia

Si algo caracteriza la cocina de los hermanos Hernández es la influencia de sus viajes por el mundo y una base muy castiza de guisos absorbida de su madre y abuela. Así el Ramen de cocido de Latasia Casa de Comidas tiene una base muy tradicional que elaboran a partir de un caldo que preparan cociendo a fuego muy lento en la olla durante dos días con todos los ingredientes del cocido, incluidos los garbanzos. Para su presentación en el plato sustituyen las legumbres por noodles frescos, ponen un huevo a baja temperatura, típico del ramen, y unos dumplings rellenos de ropa vieja, que preparan con las distintas carnes del cocido y un sofrito de ajo, cebolla y pimiento verde con un poco de kimtchi.

Sergio y Roberto siempre incorporan el toque de sabor y contrastes que tanto caracteriza su carta. Así, en el ramen no se olvidan del umami y lo consiguen sumando un poco de miso al caldo. Si lo pruebas seguro que entiendes por qué esta versión castiza de este plato japonés les ha servido a los hermanos para conseguir el Premio al Mejor Cocido del s.XXI.

3.- Judiones de La Sagra en Casa Elena

Si sabes que vas a probar un buen plato bien vale la pena alejarse del bullicioso ruido de la gran ciudad y acercarse a Casa Elena en Cabañas de La Sagra. Allí debes pedir los Judiones de La Sagra con níscalos y saborear con calma, como se degustan las cosas en esta casona manchega, que se encuentra a 40 minutos de Madrid.

En este restaurante manchego se puede desconectar, cambiar de aires y disfrutar de su filosofía Slow Food, con producto ecológico, de km.0, en el que se elabora una oferta basada en la alta cocina tradicional, sin perder el toque vanguardista. Como anécdota para saborear este tradicional plato de cuchara su dueño, César Martín, nos recuerda que el salón principal del restaurante eran las antiguas caballerizas de la casona de su abuela. Un lugar auténtico.

Como curiosidad, recordamos que este restaurante ha recibido el certificado oficial de restaurante Slow Food, siendo el único existente en el centro de la península. Y ha sido reconocido con el Bib Gourmand 2019 por la Guía Michelin, como año consecutivo.

4.- Pochas frescas guisadas con patitas de lechal en Cobo Vintage

En pleno corazón de Burgos se encuentra Cobo Vintage y allí el chef Miguel Cobo ha querido hacer un homenaje a los guisos burgaleses con sus Pochas frescas guisadas con patitas de lechal en su menú degustación #LaMerced, que homenajea con este nombre a la calle que durante más de cuatro años le ha acogido y en la que ha recibido su Estrella Michelin. Con este menú despedirá este restaurante dando paso a su nueva etapa con un nuevo proyecto: un local de casi 1.500 m2 que se dividirá en dos restaurantes diferentes, con cocinas independientes, que compartirán entrada y algún que otro espacio.

Las Pochas frescas guisadas con patitas de lechal es un plato muy representativo de su cocina de fondo y guiso donde prima el sabor del lechal y la melosidad de las pochas.

Así, con una pequeña escapada a Burgos, se descubre la alta cocina de su chef, pero siempre respetando el sabor del recetario tradicional renovado con técnica y pasión por el producto.

5.- Curry rojo de carabinero y chipirón con arroz jazmín de Suppers Stars

Hay días tan fríos que no apetece ni salir de casa, pero seguro que si te damos la posibilidad de degustar una gran receta del otro lado del mundo preparada por un gran chef en tu propio hogar no te podrás resistir.

Supper Stars, la marca de cocineros a domicilio con una comunidad de Chefs presentes de norte a sur de la península, te brinda la posibilidad de que no cocines. Ellos van a donde tú desees y te preparan una comida o cena exclusiva en la privacidad de tu hogar.

Para estos días fríos nos aconsejan un menú tailandés (más información AQUÍ) en el que incluyen un delicioso Curry rojo de carabinero y chipirón con arroz jazmín aromatizado. Si eres más tradicional y prefieres un menu de platos calientes, pero menos viajeros, puedes crear tu propio menú o darles las claves para que puedan hacerte una propuesta de manera personalizada.

El Chef de Supper Stars elegido que acuda a tu casa se pondrá en contacto para concretar la hora de llegada, acordar posibles ajustes del menú, y obtener otra información relevante, por ejemplo posibles alergias alimentarias de los comensales, y así garantizar la mejor experiencia posible. El día elegido, el Chef llega a la hora acordada con todos los ingredientes necesarios, prepara, sirve la comida, y al final recoge la cocina dejándola tal y como lo encontró.


Accede a la nota de prensa

Recibe nuestras notas de prensa